Finanzas Personales

¿Qué tan reales son las ofertas de trabajo desde casa? No todo lo que brilla es oro.



He aquí un reporte del Federal Trade Comission sobre como detectar y prevenir estos engaños tan populares en el internet. Recuérdese que todo lo que brilla es oro, y si algo es muy bueno para ser cierto, es porque no lo es:

Fraudes de Trabajo en el Hogar (Work-at-Home Schemes)

¡ Forme parte de una de las industrias de más rápido crecimiento en América ! Gane miles de dólares al mes, desde su hogar, procesando reclamaciones de facturas médicas.

Usted puede encontrar anuncios como este en todas partes, desde la farola en una calle pública al poste de teléfono en su esquina y hasta en su periódico o también en su computadora. Aunque a usted le atraigan estos anuncios, especialmente si no puede trabajar fuera del hogar, proceda con cautela. No todas las oportunidades de trabajo en el hogar cumplen con lo que prometen.



[ad#Midpost]

Muchos anuncios omiten informale que probablemente tenga que trabajar muchas horas sin recibir pago alguno. Innumerables esquemas de trabajo en el hogar requieren que usted gaste su propio dinero colocando anuncios en el periódico, haciendo fotocopias, o comprando sobres y sellos postales u otros artículos o equipos necesarios para poder hacer el trabajo. Las compañías que patrocinan estos anuncios quizá hasta le puedan exigir que pague por instrucciones o por un programa tutorial de software. Los consumidores engañados por estos anuncios han perdido miles de dólares; también han perdido su tiempo y energía.
Esquemas Clásicos para Trabajo en el Hogar

Varios tipos de ofertas son esquemas clásicos de trabajo en el hogar.

Facturación médica. Anuncios para negocios “enpaquetados,” conocidos como centros de facturación (billing centers),se encuentran en periódicos, en la televisión, y en la red (Internet). Si usted responde, intentarán convencerlo con argumentos de venta que quizá sean parecidos a lo siguiente: “…existe ‘una crisis’ en el sistema de atención médica, debida en parte a la tarea abrumadora de procesar el papeleo de facturas. Como solo un porcentaje pequeño de estas facturas son transmitidas electrónicamente, el mercado para centros de facturación se encuentra ampliamente abierto.”

El promotor quizá también le mencione que muchos médicos, quienes procesan facturas electrónicamente, desean tercerizar y encargar fuera, (outsource) o contratar sus servicios de facturación para ahorrar dinero. Algunos promotores le prometerán que usted puede ganar un ingreso sustancial trabajando por tiempo parcial o tiempo completo, proporcionando servicios como facturación, contabilidad de deudores, procesamiento electrónico de reclamación de facturas de seguro y administración para médicos y dentistas. Es posible que también le aseguren que no se requiere experiencia, que ellos le proporcionarán clientes deseosos de contratar sus servicios o que sus vendedores le encontraran clientes.

La realidad: usted tendrá que vender. Estos promotores rara vez le proporcionan un personal de ventas con experiencia o contactos dentro de la comunidad médica.
El promotor le responderá mandándole materiales los cuales generalmente incluyen un folleto, una solicitud, disquetes de muestras, un contrato (un acuerdo de licencia), un documento informativo, y en algunos casos, testimonios o cartas de recomendación, videocasetes, y listas de referencias. Por su inversión de $2,000 a $8,000 dólares, un promotor le prometerá un programa o software, entrenamiento y apoyo técnico. Además la compañía lo animará a llamar a sus referencias. Asegúrese de obtener una amplia selección de nombres. Si usted solamente consigue uno o dos de los nombres, es posible que estos sean gente contratada para dar un testimonio favorable. Lo mejor es entrevistar a la gente personalmente, de preferencia en el sitio donde opera el negocio, para reducir el riesgo de que este tipo de cómplice lo engañe y también para obtener una mejor idea sobre como opera el negocio.

Pocos consumidores que compran una oportunidad de negocio de facturación médica realmente pueden encontrar clientes, poner en marcha un negocio o generar ingresos, mucho menos recobrar su inversión y ganar un ingreso sustancial. La competencia en el mercado de facturación médica es feroz y se centra en un número de empresas grandes y ya bien establecidas.

Rellenar sobres. Algunos promotores usualmente anuncian que, por un cargo “pequeño,” le informarán sobre como ganar dinero rellenando sobres en casa. Después, cuando ya es demasiado tarde, usted descubrirá que el promotor nunca tuvo una oferta de empleo. En cambio por su cargo, es probable que reciba una carta sugiriéndole que coloque el mismo anuncio para “rellenar sobres” en los periódicos o revistas, o que mande ese mismo anuncio a sus amigos o familiares. La única manera que podrá ganar dinero es si otras personas responden a su anuncio de trabajo en casa.

Trabajo manual y ensamblaje. Estos programas frecuentemente requieren que invierta cientos de dólares en equipo o materiales. También le pueden requerir que gaste muchas horas produciendo artículos para una compañía que ha acordado comprarlos. Por ejemplo, quizá tenga que comprar una máquina de coser o una máquina para hacer letreros para una compañía, o materiales para hacer artículos como delantales, zapatos para bebés o letreros de plástico. Sin embargo, después que haya comprado los materiales o equipo y terminado el trabajo, los operadores fraudulentos no le pagarán. Es más, las compañías se rehúsan a pagar a muchos consumidores por su trabajo porque según indican el trabajo no “cumple con el estándar de calidad.”

Desafortunadamente, nunca se produce un trabajo que “cumpla con el estándar de calidad,” dejando a los trabajadores con materiales y equipo bastante caros – pero sin ingreso alguno. Para poder vender esos artículos, los trabajadores deben encontrar sus propios clientes.

Preguntas que se Deben Hacer
Los patrocinadores de programas legítimos de trabajo en casa tendrán que informarle, por escrito, todo lo que concierne al programa que están vendiendo. Las siguientes son algunas de las preguntas que usted puede hacerle a un promotor:

  • ¿Qué tarea deberé desempeñar? (Pídale al patrocinador del programa que liste cada paso del trabajo.)
  • ¿Me pagarán un salario o mi pago será a base de comisión?
  • ¿Quién me pagará?
  • ¿Cuándo recibiré mi primer cheque?
  • ¿Cuál es el costo total del programa para trabajo en casa, incluyendo materiales, equipo, y cuota para hacerse miembro o socio? ¿Qué es lo que recibiré a cambio de mi dinero?

Las respuestas a estas preguntas podrán ayudarle a determinar si el programa de trabajo en casa es apropiado para sus circunstancias, y si es legítimo.

Considere también investigar a la compañía ante la agencia local para protección del consumidor, el Fiscal General del Estado y la Oficina de Buenas Prácticas Comerciales (Better Business Bureau o BBB), no solo donde la compañía se encuentra localizada, si no también donde usted reside. Estas organizaciones le pueden informar si han recibido quejas con respecto al programa de trabajo en casa en el que usted está interesado. Pero sea cauto: la falta de quejas no quiere decir necesariamente que la compañía es legítima o que cumple con las normas legales. Algunas compañías sin escrúpulos quizá resuelvan las quejas de los consumidores antes de ser registradas ante la BBB, cambien de nombre o se muden para evitar ser detectadas.

Donde Quejarse
Si usted ha gastado dinero y tiempo en un programa de trabajo en casa y ahora cree que posiblemente el programa no sea legítimo, contacte la compañía y pida un reembolso. Informe a los representantes de la compañía que usted está considerando notificar a funcionarios sobre su experiencia. Si usted no puede resolver la disputa con la compañía, someta una queja con las siguientes organizaciones:

Comisión Federal de Comercio (Federal Trade Commission) trabaja a favor del consumidor para prevenir el fraude y el engaño. Llame al 1-877-FTC-HELP (1-877- 382-4357) o conectese a www.ftc.gov.

Oficina del Fiscal General en su Estado o del Estado donde se encuentra localizada la compañía. La oficina le podrá informar si usted está protegido por ley estatal que regule los programas de trabajo en casa.

Las oficinas locales para protección del consumidor.

La oficina local de Buenas Prácticas Comerciales (Better Business Bureau).

El administrador local de correos. El Servicio Postal de los Estados Unidos investiga practicas postales fraudulentas.

El jefe de la sección de anuncios de la publicación que presentó dicho anuncio puede interesarse sobre los problemas que usted haya tenido con la compañía.

La FTC trabaja en favor del consumidor para la prevención de prácticas comerciales fraudulentas, engañosas y desleales y para proveer información para ayudar a los consumidores a identificar, detener y evitar dichas prácticas. Para presentar una queja o para obtener información gratuita sobre temas de interés del consumidor visite ftc.gov/espanol o llame sin cargo al 1-877-FTC-HELP (1-877-382-4357); TTY: 1-866-653-4261. La FTC ingresa las quejas presentadas por los consumidores a una base de datos segura y herramienta investigativa llamada Red Centinela del Consumidor (Consumer Sentinel) que es utilizada por cientos de agencias de cumplimiento de las leyes civiles y penales en los Estados Unidos y del extranjero.



Comentarios

commentarios

Tags

Joan Ferreira, Blog Finanzas

Financista, asesor financiero, consultor de pequeñas empresas, empresario, inversionista, maestro, voluntario, corredor, viajador, y muy familiar. Muchos consideran que se mucho de muchas cosas, pero lo unico que yo se es que me falta mucho por aprender.

3 Comments

Comentarios

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Related Articles

Close

Adblock Detected

Please consider supporting us by disabling your ad blocker