EmpezandoFinanzas PersonalesHogarNoticias

Consejos para comprar un auto y hacer una buena inversión

Comprar un auto, sea el primero o no, siempre nos genera expectativa. Además de la ilusión de disfrutar algo nuevo, la compra conlleva ciertos riesgos. Si hacemos un mal negocio, entonces los ahorros y todo nuestro esfuerzo se irá a la basura. Y esto sin contar los dolores de cabeza que puede generarnos.

Después de hablar con expertos y recoger varias experiencias, he decidido compartir ciertos consejos o recomendaciones que te van a ayudar.

Comprar un buen auto y no morir en el intento

Mi padre siempre decía que desde el momento en que nos subimos en nuestro auto recién comprado estamos perdiendo dinero. Y la verdad es que es así. Con esto no quiero desalentarte sino ser conscientes de que la compra de un auto nunca es una buena inversión como tal.

El valor de un auto se deprecia desde el minuto uno que lo compramos. Sin embargo, podemos disfrutar de una buena elección y sacarle un buen provecho cuando queramos venderlo. Van mis sugerencias:

Piensa y define con precisión lo que vas a comprar.

Esto puede parecerte trivial, pero te sorprenderías saber cuantos malos momentos y errores pueden evitarse con este consejo.

En ocasiones nos decimos: “quiero o necesito cambiar mi auto”, “quiero comprar un auto nuevo o usado, me da lo mismo” y con esto salimos a hacer el negocio.

Además del precio, la durabilidad de auto, el confort que obtengamos, la garantía, los impuestos que pagaremos por este vehículo, el tipo de seguro, son tan solo algunas de las variables que entran en juego. No podemos guiarnos tan solo por el precio e iniciar casi a ciegas nuestra búsqueda. Yo te recomiendo que, en la tranquilidad de tu casa, te preguntes: “¿qué tipo de auto quiero? ¿qué uso le voy a dar a este auto? No es lo mismo si lo voy a usar para trabajar todos los días que para paseos de fin de semana. Otra pregunta clave: ¿además del dinero para la compra, de cuánto dispongo para el mantenimiento? Con esto me refiero a impuestos de compra, seguro, consumo de combustible, tipo de repuestos en caso de necesitarlos.

¿Auto nuevo o usado?

Un criterio que divide en dos grandes categorías y orientará tu búsqueda. Van mis consejos según sea tu caso:

Auto nuevo. En este caso te recomiendo que, para un mismo modelo de auto, te tomes el trabajo de comparar entre varias concesionarias. Incluso puedes hacerlo en línea y desde la comodidad de tu hogar ver que comercio te ofrece una mejor opción.

Antes de comprar un auto nuevo, infórmate de cuanto vas a pagar por su seguro, así como los impuestos asociados a la compra. El consumo y el tipo de mecánica, es algo de lo cual los vendedores no suelen hablarte. Recuerda que estos dos conceptos son parte de los costos ocultos más importantes de un vehículo.

Si necesitas financiar el precio de tu auto, piensa que siempre harás un mejor negocio, cuanto mayor sea el capital de entrega inicial. Por otro lado, las tasas de interés son más bajas cuanto mayor sea esta entrega (más corto el plazo para terminar de pagarlo) y mayor sea el importe de la cuota a pagar. Ahora bien, si la tasa de interés es baja, muy difícilmente puedas negociar el precio. Pero, si estás dispuesto a pagar un alto interés por la financiación, entonces trata de negociar el precio.

Auto usado. Naturalmente que el precio es más bajo y los riesgos son proporcionalmente mayores. Pero riesgos no significa que vayas a hacer un mal negocio o vayas a comprar algo en malas condiciones. Mi consejo aquí es que seas muy desconfiado, y tomes todos los recaudos del caso. Incluso si en un conocido quien te está ofreciendo un auto.

El estado del motor, el kilometraje, los antecedentes de accidentes o roturas grandes, y la cantidad de dueños, son factores que tienes que evaluar antes de dar el “SI”.

  • Busca el mejor momento para cerrar el negocio. Como te he dicho anteriormente, te aconsejo que te tomes tu tiempo en pensar realmente lo que deseas, necesitas y puedes pagar. Luego, busca con calma y compara las opciones. Una vez que has cumplido lo anterior llega el momento de “bajar martillo” y efectivizar tu compra.

Si te has decidido por comprar en un concesionario entonces es mejor que lo hagas en los últimos días del mes. Es en esta parte del mes, en donde deben cumplirse ciertos indicadores y si no han llegado a cumplirlos, entonces tienes la suerte de tu lado.

Una premisa que se cumple en casi cualquier tipo de negocio es: nunca comprar apurado y siempre demostrar muy poco interés en el producto. Aunque hayas encontrado al auto de tus sueños, no se lo digas al vendedor.

Comentarios

commentarios

Related Articles

Close