EmpezandoNegocios

6 Consejos Para Reunir Dinero De Amigos Y Familiares Para Empezar Un Negocio

Si estás empezando un negocio que requiere tener una importante suma de dinero por adelantado, encontrar quien te financie puede ser un verdadero desafío, sobre todo teniendo en cuenta que la suma promedio para empezar un negocio es de unos $30.000. Esto se acentúa mucho más entre los jóvenes emprendedores que no tienen un gran historial crediticio o simplemente no desean lidiar con un banco o un prestamista.

Cuando estos nuevos emprendedores consideran todas sus opciones, no es extraño que intenten conseguir el dinero de amigos o familiares. Después de todo, a diferencia de un inversionista privado o un banco, estas personas te conocen y confían en ti. Es posible que puedan brindarte acceso más rápido al dinero sin tantas dificultades. Sin embargo, si el negocio no prospera o se te hace difícil pagar el dinero, podrías ganarte un mal rato con dichos amigos o familiares.

Entonces, ¿Qué reglas debemos seguir para acercarnos a un inversionista informal como un amigo, mentor o incluso alguien de nuestra familia? ¿Cómo tratarlos cuando ya has asegurado el dinero? Aquí hay algunos puntos clave a considerar:

Elige bien quien te prestará el dinero

No corras directamente con tus padres o tu mejor amigo. Elige a alguien que tenga experiencia en los negocios y sepa bien en lo que se está metiendo, incluyendo los riesgos y beneficios. Recuerda, si tu negocio no prospera y no puedes pagar los préstamos, la relación irá cuesta abajo. Al menos, trata de reducir la lista a familiares y amigos que tengan fe en que tendrás éxito, que entiendan tus planes y tengan claros los riesgos.

Demuestra Pasión y Diligencia

Una cosa es tener una idea, pero demostrar que tu idea es buena es muy diferente. Asegúrate de investigar todos los detalles a fondo antes de presentar tu idea y pedir prestado el dinero. Es buena idea escribir un plan de negocios, incluso si es un mini plan que solo muestre tu investigación de mercadeo para medir la rentabilidad del negocio. Es muy importante que aclares específicamente para que necesitas el dinero, las guías de planificación comerciales de SBA pueden ser útiles.

Se realista sobre cuánto dinero necesitas 

En lugar de pedir lo más que puedas, considera cuanto necesitas para alcanzar cierto punto en tu plan de negocios. Si por ejemplo necesitas efectivo para aumentar tu inventario, evalúa el costo de la mercancía y pide una suma que te ayude a mantenerte los primeros 3 meses como mínimo. Cuando consigas demostrar tu buena capacidad de pago tras devolver el préstamo inicial, tendrás una buena reputación para pedir más dinero si es que lo necesitas. Recuerda siempre mostrar el nivel de progreso de tu negocio incluso si has cometido algunos errores iníciales.

Decide Que Quieres – ¿Un Préstamo o Un Socio para Invertir? 

Piensa con cuidado esto. Un préstamo requerirá devolver el dinero a largo plazo (algo que debes estar seguro que puedes lograr) mientras que una inversión directa a tu negocio normalmente será a cambio de un puesto en la dirección de la empresa. Esto último puede resultar útil si necesitas asesoría administrativa o simplemente hay que “Arriesgar el pellejo”, por parte de alguien que conozca como es el negocio y quiera ayudarte a crecer. Sin embargo, piensa detenidamente si quieres un familiar o amigo involucrado en las operaciones diarias de tu empresa. También ten en cuenta ¿Qué consecuencias puede traer a la relación si no puedes pagar el préstamo? Todo esto es algo que debes pensar bien.

Usa un Servicio de Préstamo entre particulares

Para mantener los negocios y las emociones separadas, considera solicitar un préstamo a través de un servicio entre particulares (P2P). Las compañías de este tipo no son quienes dan los préstamos, en lugar de eso actúan como intermediarios entre tú y quien decide prestarte el dinero. Tú y tu prestamista acuerdan los términos de reembolso y la compañía P2P se encarga de administrar tus pagos – a cambio de una tarifa. Esto elimina la molestia de realizar pagos mensuales y brinda confianza a tu prestamista, que podrá ver como se le devuelve su préstamo sin tener que andar detrás de ti.

Propón un Acuerdo con un Plan de Pago

Aunque conozcas bien a tu prestamista o inversionista, recuerda que esto es un acuerdo de negocios. Trátalo como tal. El acuerdo debería detallar tu plan de negocios, como se utilizará el dinero, como se medirá el progreso y como se pagará el préstamo. Si la inversión es una apuesta para tu empresa en lugar de un préstamo normal, aclárale los riesgos potenciales a tu familia y amigos para que estén 100% seguros de lo que están haciendo.

¡Buena suerte!

 

Comentarios

commentarios

Tags

Joan Ferreira, Blog Finanzas

Financista, asesor financiero, consultor de pequeñas empresas, empresario, inversionista, maestro, voluntario, corredor, viajador, y muy familiar. Muchos consideran que se mucho de muchas cosas, pero lo unico que yo se es que me falta mucho por aprender.

Related Articles

Close