EmpezandoFinanzas PersonalesNegocios

5 Consejos para Vivir de un Pequeño Negocio con menos Contratiempos



Muchos emprendedores llevan a sus negocios y emprendimientos a la ruina por carecer de una sólida formación financiera, lo que comúnmente se llama analfabetismo financiero. Ese déficit de conocimientos financieros puede llevar a las personas a cometer grandes errores que los pueden desfalcar y decepcionarse de su trabajo, y no hay nada peor que un emprendedor desanimado.

Además, no hay emprendedor fracasado, hay emprendedores que desconocen herramientas financieras vitales para vivir de un negocio pequeño sin morir en el intento, pero antes de seguir hago una advertencia: todo negocio pequeño es un estado transitorio entre una idea que nació en la cabeza del emprendedor y un negocio mediano o una empresa, jamás hay que conformarse con lo pequeño, pero tampoco esperar resultados inmediatos, siendo ese deseo acucioso por la inmediatez, un síntoma del analfabetismo financiero al que me refiero.

5 Consejos para Vivir de una Pequeña Empresa con menos Contratiempos

Antes que nada, debo aclarar que esta es una serie de claves que adapta principios financieros inmanentes por así decirlo, para emprendedores y dueños de negocios pequeños, así como consejos que provienen de la vida diaria. Las finanzas personales, y por extensión todo tipo de finanzas “específicas”, son adaptaciones de los principios universales de las finanzas a las distintas esferas de la vida humana, dado que las finanzas no son más que la aplicación del pensamiento racional y lógico a los recursos y a la microeconomía.

Empecemos por el primer punto que hay que tener claro:

1.- Separa tu vida personal de los negocios:

Lamentablemente mucha gente convierte el flujo normal de caja de su emprendimiento, en su caja chica, lo cual ocasiona que tenga una constante fuga de dinero. Hay quienes van más allá y mezclan la contabilidad de su trabajo con la suya propia, al punto que no sabe que le pertenece a ellos o a su negocio. A veces hay quienes lo hacen por mal hábito, otras veces lo hacen para evadir impuestos, de todos modos el fisco puede pensar lo último y sancionarte. Por eso es importante que separes tus finanzas por un lado y por otro lado coloques la de tu emprendimiento.



El primer paso para empezar puede ser por ejemplo, dedicarte a vivir de los dividendos de tu negocio que no es lo mismo que lo anterior. Todo negocio genera dividendos para su dueño y genera dinero que puede ser utilizado como colchón financiero, para reponer stock y para invertir en mejoras. Establece un montón razonable para los dividendos, y utiliza el resto para reinvertir en tu emprendimiento.

2.- Contrata asesoría:

Este es otro consejo importante, dado que la división del trabajo es algo vital pues todos no nacimos para todo, muchas veces el divorcio entre el manejo de las finanzas y las personas viene dado porque muchos emprendedores no tienen una inclinación natural hacia las finanzas. Ocurre también que las personas que tienen negocios no tienen el tiempo suficiente ya que el emprendimiento demanda todos sus esfuerzos mentales y físicos, pero ¿a dónde quiero llegar? A este punto: si no puedes dominar tus finanzas, contrata una asesoría.

Esa asesoría o servicio outsourcing puede variar, puede ser desde una asesoría convencional por hora hasta contratar a alguien que lleve las cuentas por ti, tienes distintas opciones. Eso sí, no te aconsejo delegar las cosas por delegarlas y siempre intenta estar al tanto de todo lo que ocurre con tu negocio, pues que tú pagues un sueldo a alguien que te auxilie, no garantiza en lo absoluto que hará algo bueno.

3.-Utiliza todos los beneficios y oportunidades que están a tu alcance:

¿A qué beneficios y oportunidades me refiero? Son muchas, cuando hablo de beneficios y oportunidades me refiero a todas las ventajas legales y económicas que puedes encontrar en el camino. Cuando hablo de esto no me refiero a ser oportunista. Muchas veces los emprendedores fracasan por desconocer las excepciones y subvenciones que los gobiernos les otorgan, así como los planes de ayuda y colaboración de empresas. No obstante, te advierto que esto no debe ser la fortaleza de tu negocio, si construyes algo sobre beneficios circunstanciales, estará construyendo un castillo de naipes  que al primer soplo se caerá.

Una manera efectiva de conseguir esos beneficios y oportunidades es visitar ferias de emprendimientos, allí puedes encontrar stands de empresas consolidadas que tienen planes o políticas de responsabilidad social de ayuda a emprendedores por medio de contratar sus servicios u ofertar productos y servicios a buen precio.

4.- Usa el Internet:

Internet es quizás la herramienta multimedia por excelencia del siglo XXI. Gracias a la Internet puedes realizar con facilidad distintos tipos de tareas que antes requerían una inversión cuantiosa en dinero y horas de trabajo, como por ejemplo trámites bancarios o envío de correspondencia. Así mismo, nuevamente gracias a Internet y a la informática podemos utilizar también aplicaciones especiales para organizar nuestras actividades y nuestros gastos.

Sólo es necesario darse un pequeño paseo por Google Play para localizar App móviles súper útiles que te ayudan a registrar y controlar tus gastos. Ahora, para tu emprendimiento tenemos opciones mejores: el Internet te da la oportunidad de incursionar en el comercio electrónico, y no te quedes con eso nada más, incursiona también en mobile commerce o comercio móvil que es la tendencia de moda.

5.- Organiza minuciosamente todo:

Para finalizar, este es un consejo que resulta de la aplicación del principio financiero, y contable de separación de ingresos y gastos. Muchas veces la gente comete el error de sumar todos los ingresos, estén o no causados por error, y restar todo los egresos, excluyendo a veces los que se supone que se pueden pagar a corto plazo. Siendo esta práctica un doble error ya que debemos estratificar y clasificar todos nuestros ingresos y egresos, y a la final determinar cuál es nuestro real.

Lo ideal es que para tener una visión amplia y precisa, tengas el servicio de un administrador, contable o financiero. No obstante, si quieres tener el completo dominio de tu negocio, y eso es a la larga un deber, debes de al menos llevar manualmente una lista con descripción de todos tus gastos y todos tus egresos, para saber con qué cuentas en realidad.

 

Autor:  Simón Aliendres



Comentarios

commentarios

Joan Ferreira, Blog Finanzas

Financista, asesor financiero, consultor de pequeñas empresas, empresario, inversionista, maestro, voluntario, corredor, viajador, y muy familiar. Muchos consideran que se mucho de muchas cosas, pero lo unico que yo se es que me falta mucho por aprender.

Comentarios

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Related Articles

Close

Adblock Detected

Please consider supporting us by disabling your ad blocker