AhorrosInversionesNoticias

Inversionistas y Emprendedores: Como Evitar Fraudes en las Redes Sociales



Los inversionistas minoristas de Estados Unidos están recurriendo cada vez más a las redes sociales, incluyendo Facebook, YouTube, Twitter, LinkedIn y otras redes en línea para obtener información sobre cómo invertir. Las redes sociales se han convertido en una herramienta clave para los inversionistas estadounidenses, ya sea para investigar acciones particulares, investigar antecedentes de los agentes, corredores de bolsa o asesores de inversiones, como guía sobre las estrategias globales de inversión, para obtener noticias actualizadas o simplemente para hablar de los mercados con otras personas.

Aunque las redes sociales pueden proporcionar muchos beneficios para los inversionistas, también presentan oportunidades para los defraudadores. Las redes sociales, e Internet en general, ofrecen una serie de atributos que pueden ser atractivos para los criminales.< Las redes sociales permiten a los defraudadores contactar a muchas personas a un costo relativamente bajo. También es fácil crear un sitio, cuenta, correo electrónico, mensaje directo o página web que tenga un aspecto y estilo legítimo, y dicha sensación de legitimidad da a los criminales una mejor oportunidad para convencerlo a usted para que les envíe su dinero. Finalmente, puede ser difícil localizar a los dueños reales de las cuentas que utilizan redes sociales. Esa posibilidad de anonimato puede dificultar el hecho de responsabilizar a los estafadores. Como consecuencia, los inversionistas deben tener cuidado al utilizar las redes sociales y al pensar en realizar una inversión.

Lo que usted puede hacer para protegerse: Consejos para ayudar a evitar el fraude en línea

Entonces, ¿qué pueden hacer los inversionistas para protegerse al usar las redes sociales? La clave para evitar el fraude en las inversiones por Internet es ser un inversionista informado. A continuación, encontrará cinco consejos para evitar el fraude en las inversiones por Internet:

Desconfíe de las ofertas de inversión no solicitadas



Los criminales del fraude de inversiones buscan víctimas en las redes sociales, salas de chat y tablones de anuncios. Debe extremar la prudencia si ve una nueva publicación en su muro, un tuit mencionándolo, un mensaje directo, correo electrónico o cualquier otra comunicación que no haya sido solicitada, lo que significa que usted no lo pidió y no conoce al remitente, cuando estos se refieran a una supuesta inversión. Un argumento de venta no solicitado puede ser parte de un régimen de inversión fraudulento. Muchas estafas hacen uso del spam (“correo basura”) para llegar a sus posibles víctimas. Por ejemplo, con un programa de envíos masivos de correos electrónicos, los spammers (remitentes de spam) pueden enviar mensajes personalizados a millones de personas a la vez por un costo mucho menor al del correo tradicional o al de las llamadas en frío (cold calling). Si recibe un mensaje no solicitado de una persona que no conoce y este se refiere a una inversión “imperdible”, su mejor opción es “perder” la “oportunidad” e informar al Centro de quejas de la SEC.

Preste atención a las “señales de alerta”

Donde sea que encuentre una recomendación de inversión, ya sea en Internet o por parte de un amigo personal (o ambos), debe extremar las precauciones al momento de tomar una decisión de inversión si observa alguna de las siguientes “señales de alerta”:

  • Parece demasiado bueno para ser verdad. Cualquier inversión que parezca demasiado buena para ser verdad probablemente lo es. Compare el retorno prometido con el retorno de acciones conocidas en los índices bursátiles. Cualquier oportunidad de inversión que afirme que recibirá mucho más dinero de lo que debiera, podría ser altamente riesgosa o tratarse claramente de un fraude. Sea extremadamente precavido ante afirmaciones que se publiquen en los sitios web, indicando que la inversión tendrá “GANANCIAS INCREÍBLES” o que se trata de “ACCIONES A PUNTO DE SALIR AL MERCADO” o “¡UNA ENORME VENTAJA Y CASI NINGÚN RIESGO!” Afirmaciones como estas son características distintivas de riesgo extremo o fraude evidente.
  • La promesa de ganancias “garantizadas”. Cada inversión conlleva cierto nivel de riesgo, que se refleja en la tasa de rendimiento que puede esperar recibir. Si su inversión es 100% segura, probablemente obtendrá un rendimiento bajo. La mayoría de los defraudadores pasan mucho tiempo tratando de convencer a los inversionistas de que la rentabilidad excesivamente elevada es “garantizada” o que la inversión es una “oportunidad que no se puede perder”. No les crea.
  • Presión para comprar AHORA MISMO.  No se sienta presionado o apresurado para adquirir una inversión antes de tener la oportunidad de analizar, e investigar, la “oportunidad”. Sea escéptico, en especial, cuando se trate de inversiones presentadas como oportunidades “únicas”, particularmente cuando el promotor base su recomendación en información confidencial o “interna”.

Preste atención al “fraude por afinidad”

Nunca realice una inversión basada únicamente en la recomendación de un miembro de una organización o grupo al que pertenezca, especialmente si el argumento se realiza en línea. Un argumento de inversión hecho a través de un grupo en línea del que usted es miembro, o en una sala de chat o tablón de anuncios que atiende sus intereses, podría ser un fraude por afinidad. El fraude por afinidad se refiere a estafas o fraudes de inversión que asedian a miembros de grupos identificables, tales como comunidades religiosas o étnicas, ancianos o grupos profesionales. Incluso si usted conoce a la persona que hace la oferta de inversión, asegúrese de verificarlo todo, sin importar cuán confiable parezca la persona que le presenta la oportunidad de inversión. Tenga en cuenta que la persona que le cuenta sobre la inversión podría haber sido engañada y seguramente crea que la inversión es legítima cuando no lo es.

Reflexione sobre la privacidad y la configuración de seguridad

Los inversionistas que utilizan sitios web de redes sociales como una herramienta de inversión deben conocer las diferentes características de estos sitios web para así proteger su privacidad y evitar fraudes. Entienda que, a menos que usted proteja su información personal, esta puede estar disponible no solo para sus amigos, sino para cualquier persona con acceso a Internet, incluyendo los defraudadores.Para obtener más información sobre la configuración de privacidad y seguridad, así como otras guías relativas a las cuentas en línea con el objetivo de evitar fraudes en las inversiones, consulte nuestro Boletín del Inversionista, “Las redes sociales y la inversión: Entienda sus cuentas”.

Hacer preguntas y verificarlo todo

Sea escéptico e investigue todos los aspectos de las ofertas antes de tomar una decisión. Investigar a fondo la inversión y comprobar la veracidad de cada afirmación hecha sobre la inversión. Nunca confíe en un testimonio, ni tome como cierta la palabra de un promotor. Puede verificar muchas inversiones usando el sistema de archivos EDGAR de la SEC o el regulador de valores de su estado. Puede verificar cuáles brokers o corredores están registrados en el sitio BrokerCheck  de la FINRA y cuáles asesores de inversión están registrados en el sitio web Investment Adviser Public Disclosure de la SEC. Consulte nuestra publicación “Pregunte” para conocer más sobre la información que debe reunir antes de hacer una inversión.

Algunas estafas comunes de inversión que utilizan las redes sociales e Internet

Aunque los defraudadores cambian constantemente la forma en que se acercan a sus víctimas en Internet, existe una serie de estafas comunes que debe conocer. Aquí se presentan algunos ejemplos de los tipos de estafas de las que debe cuidarse al utilizar los medios sociales:

Manipulaciones del mercado y sistemas “pump-and-dump” (“inflar y vender”)

Los sistemas de “pump-and-dump”, o “inflar y vender”, consisten en promocionar las acciones de una empresa (usualmente pequeñas, llamadas de “micro capitales” o de capitalización muy reducida) mediante afirmaciones falsas y engañosas en el mercado. Estas afirmaciones falsas podrían hacerse en redes sociales como Facebook y Twitter, así como en tablones de anuncios y salas de chat. Los sistemas de “pump-and-dump” ocurren a menudo en Internet donde es común ver mensajes publicados que urgen a los lectores a comprar una acción rápidamente o venderla antes de que el precio baje, o un vendedor por teléfono usando el mismo argumento. Los promotores usualmente afirman tener “información privilegiada” sobre un desarrollo cercano o usan una combinación “infalible” de datos económicos y del mercado de valores para seleccionar las acciones. En realidad, se trata de empleados de la empresa o promotores que ganan al vender sus acciones después de que el precio de las acciones es  “inflado” a raíz del frenesí de compra que ellos mismos crean. Una vez que estos defraudadores “venden” sus acciones y dejan de exagerar el valor de las mismas, el precio suele caer, y los inversionistas pierden su dinero.

Como ejemplo de un caso real, consulte Securities and Exchange Commission contra Carol McKeown, Daniel F. Ryan, Meadow Vista Financial Corp. y Downshire Capital, Inc., Acción Civil No. 10-80748-CIV-COHN (S.D. Florida, 23 de junio de 2010).

Fraude haciendo uso de “opiniones de investigación”, boletines de inversión en línea y ráfagas de spam

Aunque los boletines informativos legítimos existentes en línea pueden contener información útil sobre cómo invertir, otros simplemente se utilizan como herramientas para cometer fraude. Algunas empresas pagan boletines informativos en línea para “promocionar” o recomendar sus acciones. El hecho de promocionar no es ilegal siempre que los boletines informativos divulguen quién les ha pagado, cuánto están cobrando y la forma de pago, que usualmente es en efectivo o en acciones. Pero, a menudo, los estafadores mienten sobre los pagos que reciben y su historial al recomendar acciones. Los promotores fraudulentos pueden pretender que ofrecen recomendaciones independientes e imparciales en los boletines informativos, cuando lo que realmente sucede es que obtendrán beneficios por convencer a otros a comprar o vender acciones determinadas que, por lo general, aunque no siempre, son acciones de poco valor. El hecho de que estos llamados “boletines informativos” hayan sido divulgados en sitios web legítimos, incluyendo las páginas financieras de las organizaciones de noticias, no implica que no sean fraudulentas. Para obtener más información, lea nuestros consejos para la verificación de boletines informativos.

Como ejemplo de un caso real, consulte Securities and Exchange Commission contra Wall Street Capital Funding LLC, Philip Cardwell, Roy Campbell y Aaron Hume., Acción Civil No. 11-cv-20413-DLG (S.D. Florida, 7 de febrero de 2011).

Programas de inversión de alto rendimiento

El Internet está inundado de los llamados “programas de inversión de alto rendimiento” o “HYIP” por sus siglas en inglés. Estas son inversiones no registradas que normalmente las ejecutan personas no autorizadas y, por lo general, se trata de fraudes. El signo distintivo de una estafa de un HYIP es la promesa de rendimientos increíbles con poco o ningún riesgo para el inversionista. El sitio web de un HYIP podría prometer rendimientos anuales (o incluso mensuales, semanales o diarios) de 30 o 40 por ciento, e incluso más. Algunos de estos fraudes pueden utilizar el término programa “banco de primera”. Si lo contactan en línea para invertir en uno de estos programas, debe ejercer mucha precaución, ya que probablemente se trata de un fraude.

Los estafadores pueden utilizar las redes sociales para promover un sitio web de un HYIP o pueden animar a los inversionistas a utilizar las redes sociales para compartir con otras personas información sobre un sitio web de un de HYIP. Por ejemplo, en el caso de Srivastava y Kavuri, los demandados supuestamente utilizaron las redes sociales para promocionar el sitio web de un HYIP, anunciando ganancias “enormes”, “lucrativas”, “cuantiosas” y “garantizadas” con un “mínimo” riesgo. Además, supuestamente alentaron a sus seguidores de Twitter para “utilizar un enlace de referencia y un banner promocional en redes sociales, blogs, foros y correos electrónicos para compartir [el sitio web del HYIP] con las partes interesadas.” Y, según la opinión de la Comisión, crearon una página en Facebook y un video de YouTube promocionando el sitio web del HYIP y anunciado supuestos retornos diarios de entre 1.5 y 2%.

Ofertas a través de Internet

Los fraudes de ofertas se presentan de distintas formas. Por lo general, un fraude de oferta implica una garantía de algún tipo que se ofrece al público, donde se tergiversan materialmente los términos de la oferta. Las ofertas, que se pueden hacer en línea, podrían incluir afirmaciones falsas con respecto al rendimiento. Por ejemplo, en un caso reciente, Securities and Exchange Commission contra Imperia Invest IBC, los estafadores supuestamente usaron un sitio web para ofrecer a los inversionistas un “retorno garantizado” de 1.2% diarios. Otras ofertas en línea puede que no sean fraudulentas en sí; sin embargo, pueden incumplir con las disposiciones de registro aplicables según las leyes federales de valores. Aunque las leyes federales de valores exigen el registro de captaciones u “ofertas”, algunas ofertas están exentas. Determine siempre si una oferta de valores está registrada con la SEC o en el estado o si, por el contrario, está exenta de registro, antes de invertir.



Comentarios

commentarios

Joan Ferreira, Blog Finanzas

Financista, asesor financiero, consultor de pequeñas empresas, empresario, inversionista, maestro, voluntario, corredor, viajador, y muy familiar. Muchos consideran que se mucho de muchas cosas, pero lo unico que yo se es que me falta mucho por aprender.

Related Articles

Close

Adblock Detected

Please consider supporting us by disabling your ad blocker