AhorrosEmpezandoFinanzas PersonalesInversiones

Fondos Mutuos y Cotizados, Parte 1: Introduccion

SEC: Fondos Mutuos y Fondos Cotizados (ETF, por su sigla en inglés)



Los inversionistas norteamericanos a menudo utilizan los fondos mutuos y los fondos cotizados (ETF) como forma de ahorrar para la jubilación y para otros objetivos financieros. Aunque los fondos mutuos y los fondos cotizados tienen semejanzas, también tienen diferencias que podrían determinar que un inversionista en particular prefiera una opción en lugar de la otra. Este folleto explica los conceptos básicos acerca de invertir en fondos mutuos y en ETF, cómo funciona cada opción, el posible costo asociado a cada opción y cómo buscar información sobre una inversión en particular.

Puntos clave que debe recordar

  • Los fondos mutuos y los ETF no están garantizados ni asegurados por la FDIC ni por ninguna otra agencia gubernamental, incluso si usted realiza la compra mediante un banco y los fondos llevan el nombre del banco. Usted puede perder dinero al invertir en fondos mutuos o en ETF.
  • El rendimiento anterior no es un indicador confiable del rendimiento futuro. No se deje deslumbrar por el rendimiento elevado del año pasado. Sin embargo, el rendimiento anterior le puede ayudar a evaluar la volatilidad de un fondo a lo largo del tiempo.
  • Todos los fondos mutuos y los ETF tienen costos que reducen el rendimiento de su inversión. Estudie el mercado y compare cargos.

Cómo funcionan los fondos mutuos y los ETF

Un fondo mutuo es una compañía de inversión abierta y registrada en la SEC que recibe dinero de muchos inversionistas e invierte el dinero en acciones, bonos, instrumentos de corto plazo del mercado monetario, otros valores o activos, o en alguna combinación de dichas inversiones. El conjunto de valores y activos que son propiedad del fondo mutuo se conoce como cartera; la cual es administrada por un asesor de inversiones registrado en la SEC. Cada acción del fondo mutuo representa la propiedad proporcional que el inversionista tiene de la cartera del fondo mutuo y del ingreso que la cartera genera.

Los inversionistas de fondos mutuos compran y venden/rescatan sus acciones en el fondo mutuo por sí mismos. Las acciones de los fondos mutuos por lo general se compran directamente del fondo o mediante profesionales de inversiones tales como los corredores. Por ley se requiere que los fondos mutuos pongan un precio cada día hábil y por lo general lo hacen luego del cierre de las bolsas de valores más importantes de EE. UU. Este precio, el valor por acción de los activos de los fondos mutuos menos sus pasivos, se llama valor de los activos netos o NAV, por su sigla en inglés. Los fondos mutuos deben vender y rescatar sus acciones al valor de los activos netos o NAV que se calcula luego de que el inversionista efectúa una compra o una orden de reembolso. Esto significa que cuando un inversionista efectúa una orden de compra de acciones de un fondo mutuo durante el día, el inversionista no sabrá cuál es el precio de venta hasta que se calcule el próximo valor de los activos netos.

Cómo funcionan los ETF

Al igual que los fondos mutuos, los ETF son compañías de inversión registradas en la SEC que ofrecen a los inversionistas una forma de mancomunar su dinero en un fondo que efectúa inversiones en acciones, bonos y otros activos o en alguna combinación de dichas inversiones y, a modo de contraprestación, los inversionistas reciben intereses generados de dicho grupo de inversiones. Sin embargo, a diferencia de los fondos mutuos, los ETF no venden ni rescatan sus acciones individuales directamente a inversionistas minoristas. En lugar de ello, las acciones de ETF se comercializan durante el día en las bolsas de valores nacionales a precios de mercado que podrían o no ser iguales al valor de los activos netos de las acciones. Los patrocinadores de ETF establecen una relación contractual con uno o más Participantes Autorizados (instituciones financieras que por lo general son grandes agentes bursátiles). Normalmente, únicamente los Participantes Autorizados compran y rescatan acciones directamente del ETF. Además, solamente pueden hacerlo en grandes bloques (por ejemplo: 50,000 acciones del ETF) comúnmente llamados unidades de creación, y normalmente “pagan” por las unidades de creación en un intercambio en especie con un grupo o cesta de valores y otros activos que por lo general reflejan la cartera del ETF.

Cuando un Participante Autorizado recibe el bloque de acciones del ETF, aquel puede vender las acciones del ETF a los inversionistas en el mercado secundario. Una acción de un ETF se comercializa con una prima cuando su precio de mercado es mayor que el valor de sus valores subyacentes. Una acción de un ETF se comercializa con un descuento cuando su precio de mercado es menor que el valor de sus valores subyacentes. Por lo general, el historial de primas y descuentos al final del día de un ETF (es decir, su NAV por acción en comparación con su precio de cierre del mercado por acción) se puede encontrar en el sitio web del ETF o de su patrocinador. Al igual que los fondos mutuos, los ETF deben calcular su NAV por lo menos una vez al día.

Características comunes de los fondos mutuos y los ETF

A continuación, se describen algunas características comunes de los fondos mutuos y los ETF. Cualquier característica en particular constituirá una ventaja o una desventaja para usted dependiendo de sus circunstancias particulares. Siempre asegúrese de que la inversión que considera tenga las características que sean importantes para usted.

  • Administración profesional. La mayor parte de los fondos y los ETF son administradas por asesores de inversiones que están registrados en la SEC.
  • Diversificació Distribuir las inversiones a lo largo de un amplio rango de compañías o sectores industriales puede ser útil para disminuir el riesgo en caso de que una compañía o sector fracase. Muchos inversionistas encuentran que es más barato alcanzar dicha diversificación mediante la propiedad de ciertos fondos mutuos o ciertos ETF que mediante la propiedad de acciones o bonos individuales.
  • Inversión mínima baja. Algunos fondos mutuos tienen en cuenta a inversionistas que no tienen mucho dinero para invertir y establecen montos en dólares relativamente bajos para la compra inicial, compras mensuales subsecuentes o para ambas. De forma similar, las acciones de un ETF frecuentemente se pueden comprar en el mercado por montos en dólares relativamente bajos.
  • Liquidez y comercialización convenientes. Los inversionistas de fondos mutuos pueden rescatar sus acciones inmediatamente al próximo NAV calculado (menos cualquier comisión y cargo aplicado por dicho rescate) cualquier día hábil. Los fondos mutuos deben enviar los pagos a los inversionistas por las acciones dentro de siete días, pero muchos fondos efectúan los pagos antes. Los inversionistas de un ETF pueden comercializar sus acciones en el mercado al precio del mercado (menos cualquier comisión y cargo incurrido en el momento de la venta) en cualquier momento en que el mercado esté abierto. Las acciones de un ETF y de un fondo mutuo intercambiadas mediante un corredor se deben satisfacer en tres días hábiles.
  • Costos a pesar de rendimientos negativos. Los inversionistas de los fondos mutuos deben pagar cargos por venta, cargos anuales, cargos de administración y otros cargos, sin tener en cuenta el rendimiento del fondo mutuo. Los inversionistas también podrían tener que pagar impuestos sobre cualquier distribución de ganancia de capital que reciban. Los inversionistas de los ETF deben pagar cargos por comisión de corretaje, cargos anuales, cargos de administración y otros cargos, sin importar el rendimiento del ETF. Los inversionistas de ETF también podrían tener que pagar impuestos sobre cualquier distribución de ganancia de capital; sin embargo, debido a la estructura de ciertos ETF que rescatan los productos en especie, históricamente los impuestos sobre las inversiones en ETF han sido más bajos que los impuestos sobre las inversiones en fondos mutuos. Es importante destacar que la eficiencia impositiva de los ETF no es relevante si un inversionista tiene un fondo mutuo o una inversión de ETF en una cuenta con beneficios impositivos, tal como una IRA o un 401(k).
  • Falta de control. Tanto los inversionistas de fondos mutuos como los de ETF no pueden influenciar directamente qué valores se incluyen en las carteras de los fondos.
  • Posible falta de certeza con respecto al precio. Un inversionista de una acción individual o de un ETF puede obtener información acerca del precio en tiempo real (o aproximadamente en tiempo real) con relativa facilidad en sitios web financieros o llamando al corredor. En cambio, con un fondo mutuo, el precio al cual un inversionista compra o rescata acciones dependerá del NAV del fondo, que el fondo podría no calcular hasta muchas horas después de haber puesto una orden.

Segunda Parte: Diferentes tipos de Fondos Mutuos y de ETF



Comentarios

commentarios

Source
FONDOS MUTUOS Y FONDOS COTIZADOS Una guía para los inversionistas

Joan Ferreira, Blog Finanzas

Financista, asesor financiero, consultor de pequeñas empresas, empresario, inversionista, maestro, voluntario, corredor, viajador, y muy familiar. Muchos consideran que se mucho de muchas cosas, pero lo unico que yo se es que me falta mucho por aprender.

Related Articles

Close