, , , ,

Consejos prácticos para mejorar la economía del hogar


¿Estás con algunos problemas económicos y necesitas mejorar tu situación financiera? Quizás y al no estar trabajando, creas que es poco lo que puedes hacer para mejorar tu situación económica. Sin embargo, te sorprenderías de saber todo lo que puedes hacer para disminuir tus gastos o propiciar algunos ingresos extras.

Hoy te mostramos algunos consejos y “tips” que te van a ayudar a mejorar la economía de tu hogar.

Para poner en práctica y mejorar la situación económica del hogar

Algunas ideas prácticas en las que puedes comenzar a trabajar hoy mismo:

Hacer lista de gastos

Ser ordenados y tener cierto tipo de información claramente detallada nos permitirá visualizar mejor el panorama. En ocasiones podemos pensar que nuestros mayores egresos pasan por tal o cual lado, sin embargo, podemos sorprendernos cuando vemos el total. ¿Cómo traducimos esto a algo concreto? Hagamos una lista que incluya cuáles son todos y cada uno de los gastos de nuestro hogar. Conceptos como la cuenta de electricidad, gastos de expensas, alimentos, servicios contratados y, todo lo que sea un gasto. Otro punto importante y para llevar mayor control, es fijar un período de base. Esto es, veamos todos los gastos en un mes, en una quincena o en el período que nos resulte más práctico.

Cuando tengas terminada esta lista, revísala en detalle. De esta revisión saldrán conclusiones muy importantes. Es probable, por ejemplo, que compruebes que gastos de ciertos servicios superan al de ciertas necesidades básicas. O que la mayoría de tus egresos están concentrados en cosas que puedes modificar. Un ejemplo común es la de ciertos hábitos. Salir a comer todos los fines de semana puede estar saliendo más caro de lo que crees. Esta lista es el puntapié inicial, pues a partir de ella surgirán muchas acciones que nos ayudarán a disminuir o controlar mejor nuestros gastos.

Diferenciar lo importante de lo urgente

Una regla que aplica a cualquier programa o plan de trabajo, es diferenciar entre lo que realmente es importante de aquello que es urgente. Cuando se trata de gastos, muchas veces pensamos “esto no lo puedo cortar pues lo necesito” o “esto no puedo dejarlo para más adelante” y, así nos surgen algunas presiones económicas.



Recordemos que “urgente” es aquello que no puede esperar pues la consecuencia es realmente de gran impacto. Luego, hay gastos que son importantes, por ejemplo, pagar por asistir a un club deportivo y así practicar actividad física. Pero pensemos en que puede pasar si en vez de ir al club, practico deporte por mi cuenta.

Planificar las compras

Una de las peores prácticas en materia de compras, es ir a un centro comercial sin tener claro que comprar. Todo está pensado para que los productos que se nos presenten como necesarios, facilitadores de nuestras vidas y bonitos.

Hacer una lista con las cosas que necesitamos es una buena recomendación. Hacerla en un ambiente tranquilo, incluso corroborando si algo que creemos no tenemos en la casa, es realmente así. Naturalmente que la clave del éxito en este sentido será “atarse” a esa lista de compras. Que las excepciones sean las mínimas.

Disminuir al mínimo la cantidad de tarjetas de crédito

Sin llegar a hacer una “apología” de las tarjetas de crédito, pensemos en la siguiente pregunta: ¿cuántas tarjetas de crédito verdaderamente necesito? Te invitamos a hacer lo siguiente: abre tu cartera y pon sobre la mesa todas las tarjetas de crédito que tienes. Seguramente te sorprendas al confirmar que tienes unas cuantas. Y ¿por qué tener tantas? ¿Cuántas tarjetas son las que usas con frecuencia? Seguramente menos de las tarjetas que tienes.

Cuantas más plásticos usas más difíciles será tener control y llevar un buen seguimiento de los gastos. Un poco de gastos por aquí y otro por allí, parecen ser poco significativos. La sorpresa surge cuando haces la suma y ves que no es tan poco.

Si necesitas mejorar la economía de tu hogar, te proponemos comenzar con estas sencillas prácticas. En breve verás algunos resultados muy alentadores.

Por: Marisa Peris


Comments

comments



Recibe Nuestros artículos en tu buzón electronico. Únete a nuestra comunidad, es gratis.