, , , ,

Las 5 decisiones más difíciles en la vida de los emprendedores

Lograr a tener tu primera empresa es todo un logro, pero ya que la tienes en manos, el camino por recorrer ahora es largo. Esto se ve día a día, a la hora de tomar decisiones, ¿Quién no las ha tenido?, dirigir el curso a donde ir, no es tarea fácil. En la vida de cualquier CEO o emprendedor tocan muchas veces a la puerta.

Desde el simple despido de un empleado, hasta la ruda tarea de saber cuánto capital hay que invertir se ponen en juego durante la carrera de un emprendedor. No importa si vas a comenzar, o ya tienes tiempo en el área, siempre estarán ahí, y en ocasiones, se repetirán más de una vez.

Lo mejor que podrás hacer será aprender de tu experiencia, y en cuanto tengas que volver a repetir una acción, ya sabrás en que forma actuar. ¿Quieres conocerlas para que estés preparado ante su llegada? Aquí tenemos las 5 decisiones más difíciles en la vida de los emprendedores.

  1. Dejar atrás el hecho de ser un asalariado

Un nuevo comienzo, sin duda una de las decisiones más duras en el momento que ya has iniciado a ser un emprendedor. Las comodidades de ser un asalariado deben dejarse atrás para poner en marcha un nuevo proyecto, del cual, tienes la certeza que será esa “renovación” en tu vida.

La incertidumbre se acentúa en este primer paso, y es bastante entendible. Antes de realizar tu jugada, analiza bien las variables. Entre ellas, conocer tus prioridades, el presupuesto con el que cuentas, y en el caso tal de que quieras adentrarte en algún ámbito en específico, identificar tus competidores.

Dominar o al menos, conocer en cierto nivel dichos factores te ayudarán a tener mucho más fácil la toma de decisiones.

  1. Determinar cuándo y cuánto debe invertir en su empresa

Cuando ya has dado el siguiente paso, y te has despojado del trabajo “común” se torna un poco más fácil el camino. ¡Oh, pero ahora te das cuenta de todo el peso que en realidad tenía tu jefe encima!, es hora de invertir. ¿Qué cómo debo determinar el monto y cuando hacerlo? Bienvenido a una de tus más duras decisiones.

Soltar tu dinero hacia un elemento del que no se tiene certeza segura si volverá nuevamente a tus finanzas, es un riesgo claro. Como buen nuevo emprendedor, el momento oportuno debe no ser tomado a la ligera y deberás incluir en tu plan inversiones de bajo riesgo, en un principio, para luego hacer las que ameriten un poco más de capacidad analítica y estudios especializados antes de acatarlas.

  1. Saber que es hora de retirarse

Dolor en el alma, esto es lo que un emprendedor debe sentir al tener en mente tomar la decisión de retirarse. Sin embargo, el mundo empresarial no es solo una línea recta con un principio y fin. Mejor debes verla como un ciclo, donde cada vuelta es solo para mejorar a la siguiente.

El emprendedor deberá mentalizarse de esta manera para saber que el retiro, es solo momentáneo. Si tu producto no ha terminado de dar lo que creías que podría, entonces prueba con algo totalmente diferente. El hecho es que no hay que rendirse.

  1. Despedir personal

Muchas nuevas empresas tardan en obtener el éxito. Se estima que el porcentaje de debacle, es de más de un 60% en apenas los primeros 6 meses operacionales. Por ende, es importante siempre considerar medidas de emergencia ante casos extremos, y entre ellas, está el despido de personal, aunque debería ser tu última opción.

Despedir personal es muy difícil de asumir. Si estas en dicha situación puede traducirse en que presentas altos factores de riesgo en tu contra. Para discernir mejor cuanta es la cantidad adecuada, deberás hacer un análisis económico de todo el gasto que dicha fuerza laboral involucra.

Sin embargo, también deberás asumir el impacto que tendrá en tu producción o rendimiento, y esto, es sin duda lo que mayor peso deberá tener en tu elección final.

  1. Expansión hacia nuevo mercado, ¿Es realmente el momento?

Un producto puede tener éxito localmente, a nivel nacional, continental, y ¿Por qué no?, a nivel mundial. Parece ser fácil, ¡han alcanzado el éxito y el tope de la pirámide económica!, pero ¿te has preguntado todo lo que tuvo que asumir ese joven emprender en sus primeros pasos?

La expansión no siempre es sinónimo de beneficio económico, no todas las poblaciones se comportan de forma similar. Es un hecho que el mercado nipón, por ejemplo, no puede llevarse de la misma manera que su contraparte occidental. La demografía juega aquí, un papel clave.

Si tienes en frente la decisión de expandir o no tu producto, debes primero conocer a tu público. Además, ¿realmente conocen lo que vendes?, he aquí otra fuerte tarea a llevar a cabo, el marketing.

Si, ya hemos repetido este término en muchas ocasiones, pero es que a medida que avanza el consumo, juega un papel de mucha relevancia.  El momento justo para expandirte es cuando ya sepas como hacerlo, donde y en qué manera atacar dicho mercado. También tener en consideración los gastos que esto amerita.

La conclusión de todo esto es saber que el ámbito de un emprendedor no es nada fácil, nadie dijo que lo seria. Las decisiones deben acatarse con claridad, sin titubear, pero con mucho juicio y minimizando los niveles de incertidumbre hasta su nivel más bajo. Solo así permitirás que tu startup o proyecto empresarial despegue.

Por: Alejandro Jose Silva


Comments

comments



Recibe Nuestros artículos en tu buzón electronico. Únete a nuestra comunidad, es gratis.