, ,

8 habitos financieros que caracterizan las personas millonarias


Ciertamente, el sueño de muchas personas es el de ser millonarias, por no decir el de todas; esta minoritaria pero poderosa clase de la sociedad es enigmática y claramente tiene un alto nivel adquisitivo por encima de las demás existentes. Pero debes saber que aparte de mucho dinero, existen otros factores que los caracterizan, ¿quieres conocerlos?, son bastante interesantes.

Antes de abordar el tema, cabe mencionar que es muy relevante para lograr llegar a ser rico, el tener el control de la mayoría de las ganancias, y no de forma contraria como suele suceder con la clase social trabajadora. Para lograr dicho objetivo, se debe recurrir de forma casi religiosa a ciertos hábitos que sin son aplicados día a día darán la recompensa mencionada.

Dichos hábitos son seguidos por los más poderosos empresarios y líderes económicos, aquí se mencionarán 8 de ellos, ¡aprende a usarlos con inteligencia!

  1. Comprar acciones

Los ricos y cualquier persona que se pudiera llamar buena inversora, tienen la costumbre de realizar compras de acciones. ¿Qué son las acciones?, para que entiendas de una forma bastante sencilla, se tratan de pequeños porcentajes del capital social de empresas que en ciertas circunstancias son vendidas al público en general.

De acuerdo a lo anteriormente descrito y ya dominado el concepto, se debe indicar que estas pequeñas porciones si son compradas en una enorme cantidad y provenientes de alguna empresa bastante exitosa, las personas ricas pueden aumentar aún más sus riquezas en muy poco tiempo.

Aun así, los inversionistas deben tener cuidado, debido a que no todo el tiempo las acciones tienden a subir en la bolsa, y tienen cierto riesgo de perder un porcentaje de su inversión.

  1. ¡Adquirir de forma frecuente bienes raíces y revenderlos!

Los bienes raíces son activos que no bajan valor a través del tiempo, por el contrario este aumenta; además, representan una inversión que es de bajo riesgo. Son en su mayoría, terrenos o propiedades (edificios, inmuebles) que están asociados al suelo, de forma física o bien sea legalmente hablando.

El hábito de adquirirlos frecuentemente no es muy raro de ver el tope de la cadena del estrato social; y para sacarles provecho, no solo basta con su adquisición, no, y si ya has pensado en que son para la frecuente compra y venta has acertado.

Su aplicación es muy básica, se compran los bienes raíces a bajo precio, y se espera uno o dos años hasta que estas se revaloricen.  Por ultimo ¡véndelas hasta el 400% de lo que costaron inicialmente!

Como podrás apreciar, los altos niveles de revaloración que obtienen a través del tiempo las convierten en una mina de oro, y no es por nada que es una táctica o habito muy visto en estos individuos.

  1. Hacer inversiones de bajo riesgo

            Las inversiones de bajo riesgo son aquellas en las que el inversor, en este caso, la persona “ricachona” tiende a invertir con un riesgo casi nulo de tener pérdidas. Una costumbre bastante acomedida y que es utilizada muy a menudo por la alta clase empresarial, ya que ameritan invertir capital que siempre se te repondrá en el bolsillo y sus beneficios son tangibles en poco tiempo.

Por ejemplo, para tener pocos riesgos financieros puedes comprar acciones en empresas públicas del estado, es decir gubernamentales, o realizar cuentas bancarias o en uniones de créditos, que también son conocidas como cooperativas. Además otros tipos de inversiones de bajo riesgo son las aplicadas en Certificados de Depósitos o CD por sus siglas.



  1. Gastar menos desde el punto de vista personal

Los lujos y bienes para pleno disfrute personal son para el millonario una buena causa de gasto monetario ¿A quién no le gustaría? Sin embargo, una reciente encuesta ha demostrado que más del 70% de estos afortunados solo gastan grandes cantidades de dinero en este tipo de cosas de forma esporádica, y no de forma seguida.

En contraste, la clase social dependiente de un patrón si tuvo mayor incidencia en este tipo de gastos. ¿Impresionado?, no lo hagas, ya que la mentalidad de estas personas de poder, está ya amoldada a la superación, cumplimiento de metas y sobre todo, no desperdiciar capital para así hacer crecer mucho más su empresa.

  1. Mantener siempre un capital de reserva

El hombre precavido vale por dos”, este dicho es aplicable en toda situación, incluso para los millonarios. Se ha demostrado que ninguna empresa general está exenta a las bajas o caídas en la bolsa; es por eso que los reyes de la colina siempre tienen un monto de reserva esperando ser usado en dichas situaciones.

Así que pues, tomar dichas precauciones te acercará mucho más al poder lograr el objetivo de ser un individuo autosuficiente económicamente. ¡No esta demás seguir el consejo!

  1. Manejan la mayoría de sus finanzas por si mismos

Un buen adinerado y dirigente económico exitoso; una vez haya alcanzado el nivel de capital mayor al de la media, está en el deber de manejar sus propias finanzas, es decir, de forma personal. Aunque suene contradictorio, pues es verdad que muchos grandes jeques le dejan parte de dicha tarea a una plantilla o equipo especializado de economistas.

Sin embargo, la realidad es que mientras tengas el tiempo suficiente como para tu mismo realizar la gerencia de un más del 75% de tus fuentes financieras, no dudes en hacerlo. Esto asegura mayor éxito, y por ende, perdidas reducidas, por lo que es una práctica que ningún “grande” debe dejar de aplicar.

Por otro lado, los mismos ricos también recomiendan, en caso de no poder llevar el control por ellos mismos, buscar solo economistas cercanos. Tu cúpula debe ser de  los más allegados y en los que tengas mucha confianza; tampoco está demás que cuentes con fuentes de referencia (experiencia o retroalimentaciones) antes de contratarlo en tu equipo.

  1. Ahorran en cuanto pueden

Ahorrar, ahorrar y más ahorrar; aunque no lo creas esta es una de las características más importantes que diferencia a los millonarios del resto. ¿Por qué?, pues el motivo  es que estos no corren a gastar su dinero de buenas a primeras como la mayoría cree.

De hecho, estos gastos son solo efectuados cuando ya se tiene una base sólida de capital, y en la mayoría de los casos no son cosas inútiles, ya que se enfocan en generar mucho más beneficio desde el ámbito económico; aunque esto suene algo “avaro”, ¡es la cruda verdad!.

  1. Hacer donaciones

Realizar donaciones de una  parte de su capital a fundaciones y otro tipo de instituciones, que en la mayoría prestan ayuda a la sociedad de menores recursos, es una práctica bastante utilizada por la gente rica. Sin embargo, aquí es necesario realizar un paréntesis, y es que aunque no se aplique en todos los casos; una gran parte de estos individuos efectúa dicha acción únicamente para evitar impuestos.

Sí; así es, pero claro esto no es ilegal y es una excelente manera de que esa “inmensa cantidad” de dinero que sobrecarga sus cuentas bancarias sea destinada a usos mucho más beneficiosos para la gran cantidad de personas de pocos recursos.

Por Jose Alejandro Silva


Comments

comments



Recibe Nuestros artículos en tu buzón electronico. Únete a nuestra comunidad, es gratis.