,

Consejos y Prácticas Correctas a ser Aplicadas en una Crisis Económica de tu Negocio

Por Alejandro Silva

Una vez que tu empresa ha tomado un rumbo correcto, es bastante raro que pueda pasar por algún tipo de preocupante crisis. Sin embargo, y esto debe recalcarse; nadie está exento de sufrir una crisis. Por eso siempre es recomendable que tengas a la mano, y sepas como aplicar un buen plan que gestione este desagradable periodo económico.

Sin duda alguna, la empresa debe recurrir ante dicho plan, y aunque a veces amerite la toma de medidas drásticas, no dejes de aplicarlas. El modelo de gestión debe ser adaptable, y aunque no existe una formula precisa para ello, en este artículo tendrás las medidas que en la mayoría de los casos podrían darte buenos resultados.

Recuerda que una crisis empresarial, es cualquier periodo que esté generando pérdidas y condiciones adversas para el crecimiento global de la misma. Si ya has reconocido estar en una de estas situaciones, es necesario que prestes mucha atención.

Entre dichas medidas, se puede determinar las que se te serán descritas a continuación:

  1. Asume la crisis y elimina o reduce drásticamente gastos en tu empresa

Una vez que se está en la etapa crítica económica, muchos de los novatos en el área tienden a negar la existencia de una profunda llamada a gestionar de otra forma la economía interna y externa del negocio.

En cambio tú, no harás eso, no, y en vez de recurrir a la “negación del problema”, realiza una charla con el personal, agudiza los gastos en marketing y a la vez, evade aquellos proveedores que tengan altas tasas en sus precios ofreciendo poco.

No tengas pretextos para comenzar un nuevo plan basándote en tu situación, tampoco busques una razón en específico. Lo mejor es tratar de volver a ingeniárselas para lograr reponer tus ganancias o antiguo estatus económico.

Se un verdadero líder empresarial y no pierdas la calma, analiza todas las variables para gestionar bien tu momento de crisis. ¡Mientras más rápido la afrontes, más rápido saldrás de ella!

  1. Consigue mejores negociaciones con tus proveedores de confianza

Este punto es muy importante para lograr estar en mejores condiciones ante una crisis. Como bien es sabido, el análisis de las mejores ofertas para obtener mediante tu red de proveedores, puede sacarte de un mal momento.

Si ya has obtenido buenos precios de ellos, entonces no desestimes tus movimientos de negociaciones y logra rebajarlos aún más. Claro, esto puede verse afectado por otra serie de elementos, como por ejemplo tu inversión en dicha área.

No obstante, que trates de reducir los costos mediante negociaciones con tus proveedores, no indica que tengas que bajar la calidad de los productos que obtengas de ellos.

Si por el contrario, no puedes llegar a algún acuerdo favorable, no optes por otra serie de estos, a menos que claro, los servicios o productos que faciliten sean de igual o mayor calidad que los que dispongas en tu crisis actual. Además, solo consigue los productos que mayor impacto tengan en tus ganancias; ¡lo necesario!

Existen diferentes técnicas de negociación que puedes aplicar a la hora de buscar el punto más efectivo para tu negocio. Lo esencial es persuadir, lograr hacer que el proveedor se sienta convencido de los beneficios que tendrá al trabajar en conjunto a ti, y sobre todo, demostrar que si rebaja un poco sus precios, no tendrá problema alguno. Busca la mejor resolución de problemas.

  1. Mejora tus alianzas estratégicamente o unifícate con otras empresas

No te avergüences de tratar de unificar esfuerzos con otras empresas durante y después de una crisis, de hecho, es una excelente idea para el crecimiento de la misma. Si es de la misma índole que tu negocio es mucho mejor para ambas; la relación debe ser beneficiosa recíprocamente.

Si llevas a cabo la unificación, podrías mejorar tu cuota en el mercado, aprovechando claro, las bondades de tu nuevo socio. También, si logras expandir tu mercado hasta nuevas zonas (Geográficamente y económicamente hablando), entonces no tienes nada que perder, de hecho saldrás rápidamente de tu crisis.

Recuerda que si de esta unión no sacas provecho, es mejor que la evadas; la idea es entrar en la economía por escalas, pero no, no dejes que tu nueva unión te absorba. De hecho podrías realizar una unificación temporal durante la crisis.

  1. Determina si realmente puedes salvar de la crisis a tu empresa mediante un plan de viabilidad

Por último, y aunque suene la menos factible a tomar en cuenta, es hora de realizar un plan de viabilidad para saber si tienes que dejar atrás el negocio actual y centrarte en uno nuevo. Si en tu plan, determinas que es poco probable salvar tu empresa, entonces es mejor que inviertas los pocos recursos con los que aún cuentas para nuevos objetivos.

No obstante, esta última opción drástica es poco probable que suceda, y seguramente mediante el mismo plan de viabilidad determinarás otras variables que antes no estaban tomando en cuenta.

Determina si puedes expandirte hacia otros mercados, incluso en tu propia localidad optimizar los recursos y darles un uso que se adapte mejor a las necesidades de tu empresa.

Es importante destacar que muchos empresarios tienden a tener una gran variedad de servicios ofrecidos al público, pero sin embargo, solo el 36% de ellos está generando un impacto positivo realmente notable.

Para concluir, es necesario indicar que, si bien esta guía y    consejos tienen una gran utilidad, lo mejor para afrontar una crisis es tener el liderazgo, el pensamiento lógico y alta capacidad cognitiva para entender realmente el problema en el que se ha enfrascado tu empresa. Muchas veces pudieras estar ahogándote en un vaso de agua, así que no te desesperes. ¡Ánimos!


Recibe Nuestros artículos en tu buzón electronico. Únete a nuestra comunidad, es gratis.


Comments

comments


0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

A ver.... Diga lo que siente!