Las Estafas Comunes: Como Detectarlas y no Caer en Ellas

Tú, como consumidor, escuchas o ves cientos de anuncios publicitarios cada día en Internet, TV, radio, en periódicos y revistas, en los autobuses, y hasta algunas veces, donde menos te lo imaginas. Los anuncios con declaraciones fraudulentas a veces aparecen en todos estos lugares. Clasificarlos, determinar cuáles son los que promocionan estafas, e ignorarlos depende de ti. Probablemente haz escuchado la frase que dice “si parece demasiado bueno para ser verdad, probablemente no sea verdad” pero hay más indicios para detectar una promoción fraudulenta.

Ten cuidado cuando veas anuncios con las siguientes características:

  • Textos llenos de asteriscos, notas de referencia al pie o mucha letra chica. Toda la información y descargos de responsabilidad sobre el producto debe presentarse dentro del anuncio en una tipografía lo suficientemente grande para que la puedas leer. Si así no fuera, tal vez el anunciante te esté ocultando algo.
  • Testimonios fulgurantes de consumidores o doctores “famosos”, ya sea para promocionar un producto para lograr un adelgazamiento impactante, curas para enfermedades o éxitos financieros extravagantes. Generalmente estas declaraciones son un indicio de estafa o engaño.
  • Sin domicilio o localización física. Los anuncios de compañías que únicamente listan números de teléfono o sitios Web pueden hacerlo a propósito para que te sea más difícil encontrar al responsable si tienes un problema con el producto o servicio.
  • Promociones de mercadería a un costo muy inferior al precio de mercado y por un tiempo limitado. Con frecuencia, esta técnica es utilizada para promocionar artículos electrónicos, computadoras u otras mercaderías de precios elevados que solamente se pueden encargar por teléfono.
  • Promociones de mercaderías con nombre parecidos a los de las marcas reconocidas a nivel nacional.
  • Promociones de mercaderías de marca a precios ridículamente bajos o a través de canales de venta inhabituales.

Estafas Comunes

Estafas de trabajo en casa

Son muchas las personas que están a la búsqueda de oportunidades de ganar dinero trabajando desde sus propias casas. Los anuncios de oportunidades de trabajo en casa aparecen por todas partes, colocados en la farola pública en una calle, en el poste de teléfono de la esquina y hasta en el periódico o también en Internet. Pero procede con cautela.

Estafas de facturación de gastos médicos

Puedes ver anuncios de negocios “pre-empaquetados”, conocidos como centros de facturación (billing centers), en los periódicos, en la televisión y en Internet. Si respondes al anuncio, intentarán convencerte utilizando argumentos de venta que quizá se parezcan a este: existe ‘una crisis’ en el sistema de atención médica, que en parte se debe a la tarea abrumadora de procesar el papeleo de reclamaciones de facturas de gastos médicos.

Estafas de rellenado de sobres

Los promotores de estas “oportunidades” generalmente anuncian que a cambio del pago de un “pequeño” cargo, te dirán cómo ganar mucho dinero llenando sobres en tu casa. Pero una vez que les envíes tu dinero, descubrirás que el promotor nunca tuvo ningún empleo para ofrecerte.

Estafas de trabajos manuales y de ensamblado

Estos programas frecuentemente requieren que inviertas cientos de dólares en equipo o materiales. También te pueden exigir que inviertas muchas horas de tu tiempo produciendo artículos para una compañía que supuestamente ha prometido comprarlos.

Estafas de licencias internacionales para conducir

Si estás tentado de responder a anuncios que afirman que puedes utilizar una licencia internacional para conducir, llamada IDL (international driver’s license), o usar un permiso internacional para conducir conocido como IDP (international driving permit) en reemplazo de la licencia para conducir emitida por un estado, no te dejes convencer. Los anuncios y ofrecimientos de IDL y IDP falsos son difundidos en sitios Web y a través de mensajes de correo electrónico no solicitados (spam).

Estafas de lotería de visas/tarjetas verdes

Si tú o alguien conocido están tratando de obtener una tarjeta de residente permanente o tarjeta verde (green card) — el derecho a vivir permanentemente en los Estados Unidos — tengan cuidado con los negocios y abogados inescrupulosos. Ellos te dirán que, a cambio del pago de un cargo u honorario, pueden facilitarte la participación en la lotería de visas de diversidad que realiza el Departamento de Estado de EE.UU.

Existen otras estafas por ahí, ¿cuales más conoces?

Fuente: FTC.gov
http://www.ftc.gov/bcp/edu/pubs/consumer/general/sgen20.pdf