Dime con quién andas… Y te diré cuanto gastas

La mayoría de nosotros encontramos en nuestro diaro vivir una dura realidad:  Mientras más ganamos mas gastamos.  Despues buscamos consolación en saber que las cosas no van como queremos por nuestra falta de dinero.  Pero cuando ganamos más dinero, encontramos la forma de tener más gastos para nuevamente no ser felices.

Muchas personas que han encontrado la felicidad lo hacen con menos, pero haciendo lo que quieren.  Un ejemplo de esto es la autora de este articulo  en Ingles:  “The Secret of Living Well on Less” que explica como ella lo logró.  Amy Gutman habla sobre cómo a pesar de ejercer su carrera de leyes y tener mucho dinero, se sentía mejor siendo una escritora independiente.

Entonces, ¿Qué nos hace feliz y cómo podemos lograrlo con menos dinero?

Es importante entender que el dinero no nos hace feliz, sino nos ayuda a comprar algunas de las cosas que pensamos que nos hacen feliz.    Tal como lo explica el Amy Gutman, algo que tiene una gran influencia en lo que creemos que nos hace feliz tiene que ver con lo que nuestro circulo social determina que nos hace feliz.  Esto se relaciona con lo que Maslov explica como la necesidad que tenemos los humanos a pertenecer a un grupo (reconocimiento antes de sentirnos realizados.   Lea un poco más sobre Maslov aquí.  Saludo cordial a todos los psicólogos leyendo este articulo!

A parte de nuestras necesidades fisiológicas (comida, techo, etc) las cuales sí necesitan una cierta cantidad de ingresos, nosotros podemos tratar de ser felices al cumplir las otras necesidades al asociarnos en círculos sociales que nó requieran que nuestro estilo de vida sea muy costoso. Al contrario, que nuestro nivel de frugalidad genere mas respeto en el circulo social.  El articulo lo explica de esta manera (en Ingles):

“As Boston College sociology Professor Juliet B. Schor explains in The Overspent American, what we buy tends to be heavily influenced by “people we respect and want to be like, people whose sense of what’s important in life seems close to our own.” In other words, we are social creatures, and our spending habits reflect that.”

Al fin de cuentas, “somos criaturas sociales, y nuestros hábitos de consumismo lo reflexiona”.  Para poder ser feliz con menos, deberías asociarte con personas que respeten y aprecien tu estilo de vida ahorrativa.  Esto te ayudara a crear apoyo muto para cumplir tus metas financieras.

Imagínate que en la próxima conversación con tus amigos/amigas este sea el tema:

“Sabes que Marta, ayer Juan y Yo estábamos revisando nuestro presupuesto y ahora estamos comiendo menos fuera de la casa para en tres años poder tener el dinero ahorrado para comprar una casa”

En vez de:

“Hola Marta, estoy súper agotada por que acabo de estar el día entero en el centro comercial comprando una cartera Louis Vuitton de $2500 dólares, estaba en especial y no me pude contener.  Pague con mi tarjeta de crédito”

No digo que deberías despedir a tus amistades, pero trata de pensar cómo puedes fomentar mas amistades con personas que piensen sobre el dinero de la misma forma que tu.  Puedes también ayudar a tus amistades a crear más hábitos de ahorros.  Ser el catalista a una sociedad que ahorra, cumple sus metas financieras y puede ofrecer a sus hijos un mejor futuro.

¿Cómo logras ser feliz con menos? ¿Qué haces para ayudar a tus amigos a ahorrar? Deje su comentario.